Blogia

Zona Peatonal

Barreras

Que el frágil peatónde Montilla es "cascarón de huevo" para nuestro Ayuntamiento y resulta agredido a casi cada paso es muy evidente. Son decenas los ejemplos que he ido poniendo por el blog en estos meses. También me indigna que tampoco pintemos nada para esa oposición silenciosa y condescendiente que son los grupos políticos "minoritarios" del Pleno, que hablan de todo menos de estas cosas.

 

¿Otro ejemplo?. En pleno centro, frente al ayuntamiento que dura ya... Primero fue el armatroste de andamio que nos colocaron, que nos hacía pasar por la carretera sin más protección que la ligereza piernas y la buena vista.

 

Hoyo en la Puerta de Aguilar. Acera frente al Ayuntamiento

 

Ahora, alargan la agonía y el insulto con el hoyo y los eternos postes que quién sabe cuándo será oportuno retirar. De todas maneras, cuando los quiten, tampoco ganaremos mucho. La mini acera que se ha quedado no dejará nunca espacio para dos personas con, por ejemplo, un paraguas abierto. Mucho menos a dos carritos de bebé, con lo que tendremos que seguir usando la calzada para poder pasar.

 

Puerta de Aguilar¡. Postes y hoyo frenbte al ayuntamiento

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Lo que cuesta usar el coche

Hace unos meses hice un comentario en un post en torno a los "Planes de transporte alternativo" que incluso llegaba a financiar el propio Ministerio de Fomento. Echándole un vistazo a la web del CEDEX, organismo de este mismo ministerio, en el que se hacen referencia a estos planes, he encontrado este documento que os puede resultar curioso y ayudaros, a los que podais permitiros el lujo, a decidir a ir andando al trabajo definitivamente.

 

Tabla con desglose detallado del coste por kilómetro de un coche

El documento desglosa el cálculo del coste, por kilómetro, de desplazarse en coche al trabajo. Según este cálculo, una persona de Montilla que tenga su trabajo en Córdoba, por ejemplo, hará todas las semanas (40x2x5) 400 kilómetros, lo que le supone semanalmente un gasto de 180 € si viaja en un coche de gasoil y 184 € si lo hace en uno de gasolina. ¡¡¡Multiplicar por mes el gasto deja pasmado a cualquiera: 720 € y736 € al mes respectivamente!!!!. El cálculo anual viene a ser casi ¡¡¡millón y medio de aquellas pesetas de antes!!!

Desconozco la autoridad científica del cálculo y es cierto que hay datos que pueden ser menores, pero de una u otra manera, tener coche y usarlo parece una cuestión de ricos, ¿no?.

 

 

Homenaaaaajeeeeeee

¿Para quién estará reservando nuestro ayuntamiento este rincón de la ciudad?. ¿Pretenderá hacer un rincón de homenaje al emigrante montillano? O, ¿será de homenaje al veraneante anónimo, que tomaba ahí el bus para la Costa del Sol?.

 

Antiguo apeadero de autobuses en El Triángulo

 

Ya ha habido tiempo para decidiir qué hacer con el apeadero desde que se inauguró la estación de autobuses. Mientras tanto, ¿qué tal si alguien se decidiera a ampliar la acera o, por lo menos, a quitar este armatroste de encima de ella?. Porque, en este caso, no es que esté en medio de la acera, es que la ocupa toda.

 

Acera junto al apeadero de autobuses, ocupada por una cabina de teléfonos

 

¿Ha intentado algún técnico o político municipal conducir un carrito de bebé por esa zona para llegar a la zona de jeugos del parque: baja de la acera, sube de la acera, baja de la acera para pasar por el paso de peatones, vuelve a subirla, rodea la parilla del parque para llegar al sitio accesible, junto a la plaza,...?.

¿Alguien piensa en los que, simplemente, no podemos subir escalones con tanta facilidad, en los que ven poco o nada, en los que tienen que desplazarse en silla de ruedas?. Se ve que no, claro, porque de otra manera, no dejarían que pasase lo que pasa.


Todos mal

Mi padre siempre contaba el mismo chiste. O mejor dicho, siempre contaba los dos mismos chistes, que eran los dos mismos que siempre contaba mi abuelo. Uno no viene al caso, pero el otro era ese de la madre que veía a su hijo desfilar con el paso cambiado al resto de soldados y decía: "Hay que ver lo bien que desfila mi niño y todos los demás, equivocados".

Pues en la calle La Cruz le pasa igual a este hombre del coche chico: Todos mal aparcados, menos el suyo. Eso, sí, acierta un mes sí y otro no, porque mientras que todos cambian de acera según el mes y la señal, él pasa de todo. Aparca en su puerta "y yastá". Total, si el coche apenas ocupa sitio...

 

Coche sin carnet aparcado en el sitio equivocado en la calle la cruz

 

 

 

 

50 años no es nada...

A un edificio como el de la Iglesia de San Sebastián, tan austero, bello y con más de 700 años en sus muros, le tiene que sonar a prepotencia y casi chufla que unos humanos ególatras y pasajeros se pongan a celebrar 50 años de existencia de algo tan terrenal y efímero como una parroquia.

Estoy deseando leer las letras conmovidas y llenas de vida espiritual de nuestro alcalde en la revista que la parroquia ha editado con este motivo. Seguramente, hablará del "importante simbolismo" para los montillanos de este templo o del valor "sentimental y religioso" que cargan sus 700 años de vida. Esto ya me suena. O, si le tocase escribir al otro místico de la corporación, seguramente se referiría a la importante "labor de la parroquia de San Sebastián" en el barrio.

Si le dieran sitio para escribir y una cámara de fotos a la pobre Iglesia, igual sorprendía a estos juglares de poca monta enseñando lo que parece ser que nadie ve: que el respeto a los símbolos religiosos va un poco más allá de los hinojos fitos y los golpes de pecho y que el reconocimiento del valor sentimental y artístico a nuestro patrimonio requiere de acciones valientes y no buenas palabras.

O si no, ¿qué dice de todos ellos el trato que recibe el entorno de la Iglesia más antigua de Montilla?:

 

Basura y coches en el entorno de la Parroquia de San Sebastián
Basura y coches en el entorno de la Parroquia de San Sebastián

 

 

Coches aparcados en el entorno de la Iglesia de San Sebastián

 

 

La segunda taza

Ea!, pues ahí tenéis el arreglo de Centroman. El hombre que diseña y arregla para el centro de las aceras. Estoy de los nervios, ¿qué será lo que ahí irá?

 

Anclaje en la acera del Llano de Palacio

 

¿No querías caldo?.

Como soy una ignorante y una atrevida, hace unos meses me atreví a enunciar lo fácilmente arreglable que era la situación que reflejaba la foto de aquel post.

 

Valla en la acera del Llano de Palacio

 


...y su peculiar anclaje?

 

La valla se sujeta al suleo con un alambre

 

Pues yo, temeraria y osada, aventuré que no era para tanto, que una radial y un poco de cemento ya valdrían para quitar de enmedio semejante estorbo herrumbroso. Pero hete aquí que nada más lejos de la realidad. De una radial y un poco de cemento nada de nada. Hacía falta: un contenedor, dos garrafas de 50 litros de agua, una taladradora, cuatro vallas metálicas, un currante, dos mirones, dos mironas, una carretilla,... Puff!. Si sólo en hardware ya hay una pasta ahí, del coste en recursos humanos, ¡¡¡ni hablamos!!!.

 

Personal de un plan de empleo arreglando el anclaje donde estaba la valla

Pero lo mejor, lo mejor, lo mejor de todo es lo que no entonces aún no quedaba claro, pero que prometo colgar mañana. Todo el obrón y la parafafernalia ha sido necesaria para adecentar el anclaje, porque se va a volver a usar el lugar para colocar algún aparatejo que necesita corriente eléctrica para funcionar. Pero, ¿adivináis dónde ha quedado el anclaje?. Pues sí, ¡¡¡¡en to'l medio la acera!!!.

Sea lo que sea lo que ahí vaya, no hay duda: detrás del asunto está el mismo diseñador aventajado y sublime del armario de la Avenida. ¿No habrá pensado este tipejo en firmar sus obras?. Así podríamos agradecer los ciudadanos personalmente su aportación a los tropezones particulares. ¡Qué cruz, señor, qué cruz!.

Andamio

No sé qué habrá hecho el constructor para que lo castiguen de esta manera. Realmente, no se me había ocurrido que pudiese montarse un andamio para trabajar en una fachada de esta manera, sin ocupar ni un sólo centímetro de la zona de paso. La obra está en la calle Juan Colín, poco antes de llegar a la Plaza de la Cruz.

 

Andamio bien montado. No ocupa zona de tránsito

 

Curiosamente, se trata de una obra en la que este andamio no ocuparía una acera, sino la calzada, lo que obligaría bien a cerrar la calle al tráfico, bien a limitar el ancho de vehículos que por ahí pasasen.

Es muy curioso que no se apliquen este tipo de solucines técnicas cuando de lo que se trata de evitar es la ocupación de una acera. como ya he dicho en otras ocasiones, la acera es de todos (constructores y conductores), menos de los peatones. Pero amigo, cuando se trata de la calzada...!

Estampas montillanas

Camión aparcado en la plaza de la Merced
Y esto, estimados lectores, es la antigua plaza de la Merced, donde solía ubicarse una pequeña ermita con cierto encanto y aire un tanto rural que estropeaba la magnífica vista que ofrece ahora este amplio y funcional aparcamiento de camiones graciosamente aportado al disfrute de propios y extraños por nuestro ya entrañable concejal delegado de tráfico y servicios municipales. ¡Gracias, gracias, gracias!. ¿Para cuándo una campaña de suscripción para colocarle un busto a este hombre, por favor?. Es que sois unos insensibles...

Optimizar recursos

Me pareció tan buena idea la propuesta de Oscar Mayer que recoge Edmond de Rostand en su blog, que rauda y veloz me puse a pensar (me pasa una o dos veces al año, pero me cuesta tanto recuperarme que evito hacerlo a menudo) en una ubicación ideal en nuestra ciudad para nuestro Muro de las lamentaciones local. La historia del Muro es bellísima y podéis encontrarla en el link a la Wikipedia que os he colocado antes. Además de ir a suplicar (que no a quejarse), existe la tradición, desde hace siglos, de introducir un papelito con una plegaria entre las rendijas del muro, lo cual se me ha ocurrido que podría solucionarse en nuestro ayuntamiento con una "hotline" de Antonio Carpio en el que el alcalde recibiera nuestras peticiones las 24 horas. No estaría más hacer un esfuerzo añadido para oír a la gente, no. Sobre todo antes de ponerse a despotricar contra ella.

El caso es que, de repente, se me ocurrió que mejor que empezar otra obra para construir el muro (con lo mal que lleva la delegación correspondiente el asuntillo ese de los plazos), ¿por qué no, haciendo gala de esa capacidad de adaptación e innovación que caracteriza las actuaciones municipales, adaptamos para su uso cualquiera otra "infraestructura" que ya tengamos creada?. De paso, evitamos herir suspicacias de la comunidad judia local o internacional, que ya se sabe que está la cosa mú mala en este sentido.

Así, por ejemplo, yo propondría en lugar del Muro de las Lamentaciones, utilizar, por ejemplo:

Por su carácter inmemorial y persistente, "El montón de la dejadez":

 

Eterno montón de escombros en San Agustín

 

 

Por la eternidad de su prometida reparación, "El parque del Abandono":

 

Cartel tirado en el parque de Tierno Galván

Por su capacidad simbólica y resistencia al vandalismo institucional y del otro, "La Cruz de la ignominia"

 

Placeta de la Cruz, con montones de basura alrededor

 

Otro lugar también muy representativo podría ser "El escalón de la incompetencia":

 

Escalón roto en la Plaza de la Rosa

 

O "El rebate de la guarrería":

 

Rebate junto al centro de salud

 

 

O, mi favorito, "El armario de la incapacidad manifiesta".

 

Armario semafórico en la Avenida de Andalucía.

 

Todo ello, entiéndase, sin acritud ninguna y sólo en aras de la optimización de recursos, que estamos a finales de año y el presupuesto municipal no debe andar muy boyante, que digamos.

El otro vandalismo

Igual que el alcohol es la droga institucionalmente aceptada y socialmente irreprochable, existe este otro vandalismo, también permitido por la autoridad pero menos criticable, por lo visto, por la ciudadanía. El vandalismo "comercial", que tiene como objetivo los derechos de todos.

Este trozo de acera de la Avenida, por ejemplo, a la altura del paso de cebra de la fuente, se la reparten como buenos amigos la terraza del bar y la tienda de motos.

 

Acera Avenida, frente al paseo de los monos ocupada por la mercancia de la tienda de motos

 

Entre semana, usa y abusa de "su vado" el vendedor de motos (estas son de motor, no como las otras que se venden en la Puerta de Aguilar). El buen hombre debe pensar (o eso le han contado) que el hecho de pagar la tasa de entrada y salida de vehículos a través de las aceras convierte ese trozo de espacio público en una extensión del escaparate donde exhibe su mercancia. O sea, en algo de su propiedad. Incluso aunque así fuera (que no lo es), ¿por qué no aparca las motos en la calzada, que no estorba a los peatones?.. Como en otras ocasiones, es obvio: porque estorba a los coches y, además, mata dos pájaros de un tiro: aparca sus motos en la acera y su furgoneta en el trozo de calzada que, según la lógica aplicada, también es suyo.

 

Terraza de bar en el trozo de acera de la Avenida frente al parque de los Monos

Eso sí, o se le puede decir que sea egoista. En domingos y festivos, cede graciosamente el uso de "su" acera para que instale la terraza el bar que tiene "porsima", que además de servir bebidas y comida, ha montado esta divertida gincana para paseantes:

 

Terraza de bar tipo gincana en la Avenida, frente al parque de los monos

 

Sube la acera, tuerce a la izquierda, cuidado con las sillas, tuerce a la derecha, ojo con las mesas, cede el paso al que viene, tira pa'trás que no cabemos,... En la foto todavía no hay público, pero parece que conforme se acerca el mediodía, la cosa es aún más divertida.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Surrealismo montillano

Dice Ryszard Kapuscinski en su libro EBANO, entre otras muchas cosas bellas y terribles, que en África (así, generalizando), cuando algo se destruye o se rompe accidental o intencionadamente, nunca se arregla. Si se trata del busto del último dictador derribado por la ira popular, los cascotes se encontrarán hasta que el sol los deshaga en el mismo sitio durante años. Si es un árbol caído en mitad de una camino, los caminantes lo rodearán hasta que una nueva senda, de manera natural, aparezca en torno a él.

En Montilla pasa un poco igual. Ya sea mobiliario del tipo que sea,

Cartel de ejercicios en parque tierno galván, aún tirado desde hace ni se sabe cuánto Barra de ejercicios en el parque tierno galván, rota desde hace ni se sabe cuánto tiempo

árboles caídos,

 

Árbol caído en el parque tierno galván

escenarios olvidados,

 

Soporte de escenario en Parque tierno galván

 

 

bustos arrancados

 

Pedestal de un busto en el Paseo de las Mercedes

 

 

o parillas que se caen

Parilla de ladrillo destruída en el Paseo de las Mercedes

Todo lo provisional acaba por parecer tan permanente que acabamos por acostumbrarnos a su presencia definitiva en ese lamentable estado sin que ya llame nuestra atención el hecho de que sea evidente que alguien no está haciendo su trabajo.

De cine

Nunca sabe una dónde van a encontrar los arquitectos contemporáneos la inspiración para su arte. Este bello ejemplo de lo que ya se conoce en el mundo de la arquitectura urbana de principios del siglo XXI como el "Montilla's way", parece ser que encuentra su base en la película de Spike Jonze "¿Cómo ser John Malkovich?", donde un desgraciado titiritero encuentra trabajo en una absurda planta 7 y medio del edificio Mertin-Flemmer de Manhattan (NY). Para subir a esta planta, contruída entre los pisos siete y ocho del edificio, la ascensorista aprieta el botón de parada justo después de pasar la séptima planta, toma una palanca y fuerza la puerta del ascensor para dejar entrar y salir, ya os imagináis cómo, a los que van y vienen a o de la citada planta.

 

Edificio en la Avenida de Andalucía con la estructura mal construída

La situación, por absurda, parece que ha inspirado al "autor" de este edificio de la Avenida de Andalucía. Realizado en dos fases, la estructura correspondiente a la segunda (la que está a la izquierda de la foto) se hizo, por algún error, más baja que la primera. Lo que, en principio y desde mi lego conocimiento, sólo parece afectar a la estética del edificio, ha creado estos locales tipo "planta 7,5 del edificio Mertin Flemmer", con esas mini puertas que hacen gracioso vistas así. A qué pobre desgraciado le venderá el pirata del constructor estos locales. ¿Qué tipo de negocio podrá montarse en ellos?.

Para celebrar que el post de ayer fue el número 100, y aunque mi capacidad de convocatoria fue escasa la última vez, me atrevo con otro concurso, para celebrar el centenario, esta vez sin premio. A ver, ¿qué negocios podrían abrirse en estos mini locales, de mini entrada?. Por ejemplo, un chiqui-park.

Efecto óptico

Moto aparentemente encima de la acera

 

 

 

Moto aparentemente

 

"Yo no veo que la moto esté en la acera. Si lo viera, a lo mejor diría que el policía no cumple con su obligación, pero como no veo si está en la acera, no lo puedo decir. A lo mejor la moto está bien aparcada porque si no está en la acera, está bien aparcada".

José Santiago Aguayo, tras visionar estas fotografías en el programa CU4RTO PODER de Montilla Televisión
26 de septiembre de 2006

La cita es de Edmond de Rostand, al que agradezco el comentario.

Seguimos sumando puntos

Contamos desde la semana pasada con este nuevo paso de cebra en la Avenida de Boucau, un poco antes de llegar al Plus si subimos desde La Unión.

 

Paso de cebra si el rebaje de la acera pertinente en la Avenida de Boucau

 

 

Con la previsión que caracteriza las actuaciones de nuestro Ayuntamiento, la acera no cuenta con el rebaje adecuado para hacer el paso más fácil a los que andamos empujando o montados en algún artefacto rodante. En la zona, de recientísima urbanización, no estaba previsto, al parecer este paso de cebra por lo que, o bien nos volverá a costar la pasta pública rebajar la acera o bien se queda así y ya contamos con un paso de cebra nuevecito, en una acera nuevecita, en una zona nuevecita, que no se ajusta a un requisito tan mínimo y barato de accesibilidad urbana. Ooooootro puntito para Otilio y su cuadrilla.

Los baños públicos

Guardan perlas como ésta.

 

Pegatina que imita el mensaje de aviso en los paquetes de tabaco, tipo esquela y aviso mortal o casi mortal

 

Mucho mejor que las pintadas obscenas, repetitivas y aburridas que las chicas tenemos que soportar haciendo pipí, con las piernas en tensión, la vegiga llena y comprimida por la posición y las ganas en esos váteres sin papel higiénico y en equilibrio sobre un charco de no se sabe qué.

Día sin coche

El "Día Europeo sin coche" que se celebra hoy 22 de septiembre es desde el año 2002 la Semana Europea de la Movilidad. La semana es una iniciativa apoyada y auspiciada por la Dirección General de Medioambiente de la Comisión Europea y el eje temático de la de este año es el cambio climático. El cartel es de la campaña publicitaria que apoya esta semana y viene a decir que tú controlas el cambio climático.

 

Campaña de la Comisión Europea para la Semana de la movilidad

 


Este blog siempre enfoca los asuntos de movilidad desde una perspectiva local, con ejemplos y llamadas de atención sobre lo "micro", aunque todo ello puede y debe ser entendido desde el concepto global de la defensa de los derechos del peatón a conservar los espacios urbanos para un uso más humano, no ligado necesariamente a la visión del conductor de vehículos a motor.

Ya he hablado en alguna ocasión de cómo la el planteamiento de la ciudad se hace, casi sin que nos demos cuenta, para beneficiar de una u otra manera al uso del coche y hay ejemplos aquí que lo ponen en evidencia.

Desde luego, esta "barca de remos" que es el blog de ZONA PEATONAL no va a provocar una ola de cambios que beneficien al ciudadano que camina en Montilla y, probablemente, un día que no se coja el coche tampoco se va mejorar el medioambiente global o ni siquiera el del pueblo. Pero si una acción puntual como la del día sin coche o un simple post en este blog puede provocar que alguien se piense dos veces si usar el coche o no para venir al centro o aparcarlo en un paso de cebra porque la señora del carrito no pueda pasar, lo considero suficiente.

Y, si de todas maneras ni una ni otra cosa se consigue, el hecho de que celebrar el Día sin coche fastidie a un par de conductores o un post le toque las narices a Otilio, ya me satisface, para que os voy a engañar.

Como en Montilla sería más que una desfachatez que el ayuntamiento pusiese en marcha alguna iniciativa para celebrar el Día sin coche y no hay prevista ni una sola acción relativa al tema, os remito a la página de la Plataforma Carril Bici de Córdoba, donde hay un manifiesto y algo de historia sobre el asunto.

De regalo, la puerta de Aguilar el pasado 1 de mayo, que fue nuestra "hora y media sin coche".

 

La Puerta de Aguilar sin un solo coche después de la manifestación del 1º de mayo de 2006

 

 

Ha sido inevitable

Después de conquistar, por un apuesta, a la virtuosa y católica Madame de Tourvel, el Vizconde de Valmont la abandona mostrando un desprecio tal por la ya para siempre desdichada dama que ésta muere casi de manera inmediata. A los inisistentes ¿por qué?, ¿por qué?, ¿por qué? de la Tourvel, el depravado vizconde contesta una y otra vez "no pude evitarlo", "no pude evitarlo", "no pude evitarlo", como única, repetitiva y cínica respuesta.

Pues como en la película "Las amistades peligrosas", el arquitecto, perito, jefe de obras o capataz y, por último, el albañil se han ido repetiendo el soniquete de uno a otro para cometer este nuevo atentado peatonal.

Porque ha tenido que ser inevitable, por alguna fundada razón técnica que escapa a mis cortas luces, que este mamotreto quede justo, justo, justo en medio de la magnífica acera que nos iba a regalar el Ayuntamiento en el cruce final de la Avenida de Andalucía con la de Europa.

 

Caja semáforica en medio de la acera

Ni pegado al semáforo, ni a la fachada, ni escondida bajo tierra: era absoluta y completamente necesario que quedase en pleno centro de la acera, para que no haya lugar por dónde escapar de ella visual ni físicamente. Si pronto añadimos a esto la generosa decoración con mobiliario urbano que caracteriza la finalización de obras municipales (véase en este mismo blog cómo quedan algunos tramos de la Corredera "nueva"), los habituales regalos que hosteleros y comerciantes suelen poner a nuestra disposición en las aceras, el paso peatonal quedará reducido, como en tantos otros lugares a un estrecho pasadizo en el que las que bajamos y las que subimos nos daremos paso alternativo como en los túneles de una carretera de alta montaña.

Ooooootroooa chapuza más, ¿y van...?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Más postes con solera

La decoración a base de madera es siempre cara y aporta siempre esa apariencia lujosa que todas pretendemos en alguna ocasión. Nuestro ayuntamiento sigue empeñado que nos guste a todo el pueblo su austera forma de decorar nuestras calles basada en el abuso de la madera vertical sobre las aceras que, es cuestión de gustos, me parece una ordinariez, además de hacer nuestras aceras, si cabe, aún más intransitables.

Los postes de obra son nuestra especilidad y los hay en Montilla que se heredan de Corporación en Corporación. Los concejlaes de obras y servicios cuando se hacen el traspaso de "carteras" se traspasan también el plano de estos elementos decorativos y parece que, por no ofenderse  unos a otros, se dejan ahí para que vayan tomando solera. Eso, o es que nunestro querido Otilio ha perdido la carpeta azul de gomas que le entregara el anterior concejal y no es capaz de encontrarlos. Por si es así, ahí van unos cuantos que, a la vista de todos, siguen hurtando nuestro espacio público.

Estos de la Avenida de Andalucía, en la acera de la derecha, según se baja, llevan ahí, ¿cuánto?, ¿dos, tres años?.

 

Postes en la Avenida de Andalucía

 

 

Postes ocupando la acera en la Avenida de Andalucía

Y estos, sujetando cables de unos edificios que llevan ocupados, por lo menos, cinco años, llevarán ahí  otro par de ellos, porque los colocan nada más empezar la obra, así que hay un buen montón de montillanos que ya nacieron con ellos ahí, por lo que no les debe extrañar que ahí sigan, como parte "natural" de nuestro paisaje urbano.

 

Postes con solera en la Avenida de Andalucía

¿Qué decisión administrativa es la necesaria para colocar los cables en su sitio y quitar esto de la acera?. ¿Quién tiene que tomarla?. ¿Estarán buscando al que tiene que firmar el papel en el hoyo ese de más arriba?. Quién sabe. Eso sí, si estuviesen ocupando la calzada, en lugar de la acera, esto duraba lo que un caramelo en la puerta de un colegio, te lo digo yo.

 

Pío, pío, quiero lo que es mío.

Ese es el soniquete que repite el medio pollito a lo largo del cuento, por lo menos en la versión que conozco. Pues igual yo. Pío, pío, pío, quiero me de devuelvan mi aceraaaaaa. ¡¡¡Ladrones, corsarios, bellacos, malandrines!!!... (N.B.- Es que con el cognazo que están dando con Alatriste, se me va la olla, jejeje)

 

Coches en la acera en la avenida de Andalucía, frente a Cá el gordo

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres